.


El tiempo es para aprovecharlo no para medirlo





Muchas personas me preguntan sobre el tiempo que le dedicamos al proceso de Homeschooling, si tenemos horarios establecidos, si cada materia tiene una cantidad de tiempo diario, si mis hijos solo aprende de lunes a viernes…???





Esas dudas las tenía con ellos antes de tomar la decisión de iniciar con esta historia, pero en nuestro caso la respuesta llegó sola y no tuvimos que formularla, literalmente ella nos encontró.

Como explicaba en una publicación anterior, cada quién debe definir cuál es la metodología o el método apropiado para su familia. Desde el principio teníamos claro que algunas de las ataduras de las que queríamos liberarnos eran el horario estricto, el tener que madrugar exageradamente, establecer tiempos para tal o cual aprendizaje o limitarnos a dejar la bonita tarea de disfrutar de lo que nos gusta porque “no está definido en un lapso de tiempo”.

Entendimos que siempre y sin importar lo que estemos haciendo, existe una oportunidad de aprender algo… Que el hecho de no tener nombre de materia, no quiere decir que no se deba aprender… Que aunque digamos que “las clases” son de 8:00am a 4:00pm, podemos aprender algo a las 4:01pm… Que depende de lo que estemos aprendiendo, debemos o no, establecer un horario… Que ir al cine, ver un documental, jugar un videojuego, salir al parque, asistir a una conferencia y almorzar con los amigos, también son espacios donde podemos aprender…

Nosotros decidimos aprovechar cada instante sin necesidad de delimitarlo… Nosotros creemos que tanto en el lapso de tiempo donde leemos una lección, hasta el momento en el que compartimos el silencio, estamos aprendiendo algo.